Campo

CAMPO

Comida con moscas, piscina con avispas, dormitorio con hormigas, noche de grillos. La tranquilidad del campo.

Sonia


Cuando estás en el campo todo es más mejor: llegas pronto por la mañana con tus amigos, sale el sol y te pones a jugar de aquí para allá sin parar, sin las molestias de la gran ciudad ni el ruido de los coches al pasar. Cuando estás en el campo todo es más mejor, pero cuando estás en el bar de tercer tiempo también.

Santi

Anuncios

Bancos

SYS_bancos

Siéntate o quédate de pie. Observa cómo pasa la gente delante de ti. Saca el paquete de billetes o el de pipas. Habla con el enchaquetado o con el que se sienta a tu lado. Habla de la vida o de cómo puedes vivirla. Tú decides si entras o te sientas.

Sonia


Este banco está ocupado por un padre y un hijo. El hijo se llama Juan y el padre ya te lo he dicho. Pero, ¿qué carajo se supone que están haciendo? Al ver todo así, diría que se están comiendo sus anacardos. El enano está cogiendo demasiados por lo que el padre le ha tenido que sacar los dedos de la bolsa. La mano lo pilló por sorpresa, aunque al final ha podido aplacar menudo sopapo.

Esto le da vida a la historia, ¿alguien sabe los nombres de esta acogedora familia?

Santi

Chanclas

chanclas

Continuamente en vacaciones, mar, arena, playa, solo durante un rato son usadas. Viajan al aire libre, sin miedo, sintiendo siempre el viento en la cara. Pobres zapatillas de deporte y afortunadas chanclas.

Sonia


Desnuda tus partes bajas, aunque primero las tienes que recortar. Entonces ya a lo loco, sin más protección que un trozo de plástico ahí en medio. Te cuelga todo y te sientes frágil solo con eso, porque como se rompa… ¡toca irse descalzo a casa!

Santi

Metro

Cuando todos miran el móvil, yo los miro a ellos. Cascos puestos, juegos que destrozan frutas, escriben, borran y vuelven a escribir. Mierda, no han pasado el nivel 150, se enfadan y vuelven a empezar. Se levanta gente de su lado y se sienta gente nueva, no se dan cuentan. Ups, se le acaba de pasar la parada.

Sonia


Para ir en metro tienes que buscar las entradas, que estarán en frente, y sacar el billete, pero no para dárselo al que está pidiendo. Te bajas al andén, aunque haya gente que prefiera bajar a correr, y llegas hasta el vagón, ese tío que no tiene nada que hacer. Una vez dentro vas pasando por las paradas, que tienen que ir a fichar por las mañanas, para llegar a la salida, que aunque alguna está mal hecha siempre hay otra que está muy bien.

Santi

Mar

MAR2

Te acercas y me rozas, un escalofrío recorre mi cuerpo. Luego te alejas y me dejas sola observando la huella que dejas al marcharte. Vuelves de nuevo, esta vez me tocas con más fuerza, con más ímpetu, con tal pasión que hace que sea yo la que se aleja de ti. Te asusta mi manera de huir y esta vez te marchas mucho más lejos. No soporto más esta agonía, me armo de valor y corro hacia ti, me recibes con un torrente de abrazos fríos que luego se convierten en calor.

Acabo mojada, muy mojada.

Sonia


Surcaba los mares la gran flota (no se va a llamar hunde, “la gran hunde”, serían submarinos o del Titanic). Durante horas y horas no hubo ni una ola (ni un adiós por lo menos, si es que el mar es muy desagradecido) y se quedaron anclados (en el pasado, aún llevaban loros en el hombro). Habían visto algo con el catalejo (que de cerca poco, pero a unos metros ayuda mucho a degustar).

Sin mediar ni gota apareció una ballena (sí, sí, iba llena de algas, de peces…) y le lanzaron el arpón (instrumento de cuerda del tamaño del gran cetáceo); pero fallaron por culpa de los cantos de una sirena (ninoninonino).

Santi

Bodas

bodas

Vestido largo o corto, ¿tocado o no? ¿Pero es de tarde o de noche? ¿El bolso a juego con los zapatos o con el tocado?

– Oye cariño, si con el traje tengo calor, ¿me puedo quitar la chaqueta?

– ¡No!

Sonia


Consejos para que tu boda pase de ser un bodrio a convertirse en un bodorrio: empieza por la barra libre dejando que la gente caliente, el apetito y el ambiente; después será momento para la cena, con la comida de plato y de boca; y, por último, todos a la ceremonia bailando, con los novios y con los lobos.

Santi

Revistas

SYS_REVISTAS

Por el principio, por el final. Chupa un dedo y pasa página. Sopla para separarlas. Lee solo el titular o mira simplemente las fotos. ¡Oh no! ¿Dónde está el horóscopo?

Sonia


Se llaman revistas porque han sido vistas más de una vez. Hay quienes las ojean lamiéndose el dedo, otras las hojean poniéndose gafas… pero, pase lo que pase, después de esto llegan a los kioskos, donde alcanzan la madurez pasando de ser vistas a ser revistas.

Santi

Despertar

10642845_10152164301341572_1968535337_o

Las sábanas crean tatuajes en la piel, lianas de cabello se enredan en el cuello, pequeñas gotas acarician la comisura de los labios, destellos de luz y oscuridad. Luz.

Sonia


Por fin llegó el día que llevaba tanto tiempo esperando. Sonó la alarma y alargó el brazo para buscar el móvil por la cama, hasta encontrarlo con la punta de los dedos entre las sábanas. Pensó en posponer esa alarma, ya sonaría otra, pero su corazón latía con tanto ímpetu que sus ojos se abrieron y no querían volver a cerrarse.

En el interior de la habitación los rayos de sol penetraban por las rendijas de la persiana y se posaron sobre su cara, consiguiendo que esbozara una gran sonrisa, una sonrisa que le dio la energía que necesitaba para levantarse.

Por fin llegó el día que llevaba tanto tiempo esperando, su amada había traído napolitanas de chocolate para desayunar.

Santi

Cine en casa

CINEENCASA4

– ¿Vemos una peli después de comer?

– Vale, pero que no sea de esas de pensar mucho.

Sonia


Cuando estás en casa el género de las películas cambia: de pensar o de tiros, de coña o de besitos; de versión original o de versión española, de emociones fuertes o de emociones débiles; de dormirse o de no pegar ojo, de pareja… o de paja.

Santi

Uñas

UÑAS

Sofá, me toco el dedo gordo del pie. Ups, esta uña está un poco larga. Ya no está. ¿Y ahora qué hago con la uña? ¿Detrás del sofá? No, ahí no que luego barriendo… ¿La tiro al suelo y que se una con las pelusas? No… también se verá. Ay mira, ya tengo el sitio…

– Sonia, esto que hay en el cenicero… ¿qué es?

– Ah, no sé.

Sonia


Te comes las uñas porque estás nervioso o estás nervioso porque te comes las uñas. Te pintas las uñas de colores o le pones color a la pintura con tus uñas. Te limas las uñas para darles forma o le das forma a la lima con las uñas. Te rascas la espalda con las uñas o estás de uñas porque te rasca la espalda. Te pones uñas postizas o pones tizas en tus uñas.

Santi