Silencio

Silencio Redactados

Si lo que vas a decir no es más bello que lo que estoy viendo ahora mismo en el móvil, no lo digas.

Sonia


Quien calla, otorga. Así acabó aquel mudo en la cárcel. Acusado por un crimen que no cometió, pero del que tampoco soltó prenda. Bueno, alguna muda sí le soltaron, pero ni era su mujer ni aquello le provocó placer. Como tampoco le gusta que la justicia sea ciega, porque no puede ver las palabras que pronuncia. Palabras que están compuestas por la h de hombre y la p de psicología. Palabras que se las lleva el viento; quien cuando es aire, otorga.

Santi

Anuncios

Libros

LIBRO-REDACTADOS

Y lo hice de nuevo, cuando pensaba que ya había aprendido la lección. Cuando juré que nunca más volvería a hacerlo. No pude evitarlo, me salió. Típico que no te das cuenta, que lo haces sin pensar. Sé que nunca más viajarás a mi lado…

Porque cuando dejas un libro, nunca más vuelves a verlo, aunque le pongas tu nombre dentro.

Sonia


Lo primero que le llamó la atención fue su apariencia, porque aunque iba de duro sabía que se lo podía meter en el bolsillo. Y es que tenía ante sí una gran aventura, él tenía las palabras sin las que ella se había quedado al verle.

Por eso decidió devorarlo cogiéndolo entre sus manos, chupándose los dedos. Hasta que llegó el momento de pasar página.

Santi


Sabes como un libro en su penúltima hoja.

Aída (Colaboradora)

Pizza

Se despertó desnuda encima de la mesa rodeada de un polvo blanco. Unas manos la tocaban, no la dejaban levantarse de la mesa. De repente sangre, de repente blanco, de repente cosas, de repente calor, de repente nada.

Sonia


Cuando tienes todos los ingredientes la cosa está redonda y, cuando se calienta, se convierte en La Masa. El problema llega cuando no estás fino, porque te pones borde y la gente siempre te deja de lado.

Santi